Buscar
  • MadcoTV

El deporte también necesita "normalidad"

Por: Fernando Herrero


Estamos inmersos en una semana clave para el retorno del deporte profesional en España. La maquinaria se va engrasando para arrancar de nuevo. Ahora más que nunca es momento de celebrar las buenas noticias. Después de muchas semanas sumidos en un pozo de pesimismo, tristeza e incertidumbres, sentimos que empezamos a caminar por la senda del regreso a nuestras vidas. Eso que ahora llaman ‘la nueva normalidad’. Por delante un largo camino que recorrer plagado de precauciones, sin prisa pero -ojalá- sin pausa. Sería de locos pensar en que hace dos meses emprendimos un viaje solo con billete de ida, y la industria del deporte prepara la vuelta. Desde el pasado lunes hemos visto desfilar ya a jugadores de fútbol y baloncesto por diferentes instalaciones deportivas para someterse a las pertinentes pruebas médicas que garanticen un regreso seguro a los entrenamientos. Dejando a un lado la amenaza de pérdidas millonarias y el agujero de miles de millones de euros en forma de derechos televisivos, patrocinios o venta de entradas, resulta difícil no ilusionarse pensando en el retorno de las competiciones. Sería un gran indicador de que el país va recuperando el pulso, y hasta la fecha han sido todo buenas intenciones.  Tan humano es sentir miedo, algo que han manifestado recientemente los futbolistas del Eibar, como necesidad de volver a la ‘normalidad’. En medio de protocolos y fases de desescalada, los jugadores del equipo armero piden garantías de salud, y entiendo que es exactamente lo mismo que exigiríamos todos si pudiésemos hacerlo. Mucho me temo que nada ni nadie podrá dárselas, ni a corto ni a medio plazo. ¿Podríamos vivir sin partidos de fútbol y baloncesto? ¿Sin Roland Garros o el Tour de Francia? Podríamos. ¿Seríamos menos felices? Pienso que sí, al menos un porcentaje muy elevado de la población mundial, entre los que, por supuesto, me incluyo. Y todo ello sin entrar a valorar la polémica que han suscitado los test a los futbolistas, o l@s famos@s policías de balcón que han increpado a atletas, ciclistas e incluso tenistas en su regreso a la actividad como deportistas de alto nivel. No queda otra mas que compadecerse de quienes no desean avanzar. 

El deporte, y todo lo que lo rodea, ha sido un sector fuertemente golpeado por la crisis del Coronavirus, viéndose obligado a frenar en seco durante muchas semanas. No somos pocos los que giramos en torno a su actividad en el más alto rendimiento, y no, no hablo de superestrellas. Somos muchos y con muy diversas necesidades. Alegrémonos por el de al lado, por cada progreso, por cada pequeño paso adelante, sea en el ámbito que sea, no vaya a resultar que, aquello que se decía semanas atrás de que saldríamos más unidos que nunca de esta, fuera, simplemente, un cuento chino.



27 vistas

© 2019 por MADCO Broadcast Services S.L.